PadreTeo


El feminismo de Don Orione

Posted in Don Orione,Espiritualidad,Pastoral por padreteo en 4 julio, 2017
Tags: , ,

Mujer: La feminidad de la mujer cristiana en tres escritos de Don Orione

Autor: Don Orione (notas de Don Flavio Peloso)

Don Orione y las mujeres Tres escritos a mujeres, en tres momentos y contextos distintos, Don Orione nos deja algunas pinceladas sobre la mujer cristiana según su sensibilidad carismática.
Véase de Roberta Fossati,
Don Orione e donne del Novecento (IT) – Don Orione and women of the twentieth century (EN)

MUJER, FAMILIA, SOCIEDAD

El escrito de Don Orione sobre el feminismo católico, que nos ha llegado en forma de minuta en seis páginas, y que probablemente sea de los años veinte; debía servir probablemente para una conferencia o para algún artículo y nos revela su atención hacia la cuestión femenina, considerada como un aspecto fundamental de la más amplia y conocida como "cuestión social", que es afrontada con consciencia y realismo.

Desde la cuestión femenina su atención se va hacia el tema de la familia, sobre los síntomas alarmantes de una de sus crisis y sobre la idea de la familia cristiana, que propone como vía de regeneración moral.

Scritti 61, p.115-116

Como un escolar que deja el colegio para ir de vacaciones, después de un largo año de reclusión, la mujer se ha encontrado, después de las más recientes invenciones y especialmente durante esta larga guerra, se ha encontrado lanzada a una vida de libertad de movimiento y también de trabajos que no había conocido nunca.

La mujer hasta ayer estaba recluida en el estrecho cerco de la vida de la familia, y las que salían eran una excepción.

(more…)

Roma, el voto de 1944 y la ‘Madoninna’’ de Monte Mario

Posted in Don Orione,Historia,Pastoral por padreteo en 4 junio, 2017
Tags: , , , , ,

Roma, el voto de 1944 y la Madoninna de Monte Mario

Autore: Giovanni Marchi

Pubblicato in: MESSAGGI DI DON ORIONE

OLYMPUS DIGITAL CAMERA         Roma en 1944 podía convertirse en el epicentro del choque frontal entre las tropas alemanas que ocupaban la ciudad y las de los aliados que estaban llegando. Don Piccinini y los orionistas promovieron un voto popular a la Virgen “Salus populi romani”, más tarde dirigido a la Virgen del Divino Amor. El intercambio de los ejércitos, por misericordia de María y por la obra del Papa, llegaba sin que la ciudad santa tuviese mínimamente que sufrir.

La iniciativa de los Amigos de Don Orione

La primera iniciativa de un voto solemne a la Virgen, para impetrar la salvación de Roma y de sus habitantes por los peligros en la Segunda Guerra Mundial, fue obra de los Amigos de Don Orione, (1) entre los que estaban Riccardo Moretti, Ferruccio Lantini, el padre Stefano Ignudi, Alfonso Bartoli, Vincenzo Ceresi, Don Brizio Casciola, Leone Castelli, Carmine Caiola, Cesidio Lolli, Don Pirro Scavizzi, Gabrielli, Ferlosio, La Pira, De Leva, Ceccarelli, Matta, etc., animados por el Director Provincial Don Gaetano Piccinini , (2) presidente del Instituto San Filippo Neri en la Vía Appia Nuova. Después del segundo bombardeo de Roma, el 9 de agosto de 1943, ellos hicieron el propósito de hacer un voto solemne a la Virgen, (3) es decir, celebrar dignamente con renovado empeño de vida cristiana y con obras de caridad y devoción, si Roma fuese salvada de la guerra.

El grupo de Amigos de Don Orione se reunía cada mes en la iglesia de Santa Catalina en Magnanapoli, puesta a disposición por el obispo castrense Mons. Bartolomasi, y el 12 de marzo de 1944, después de la Misa celebrada por Don Brizio, mientras en una sala contigua se ofrecía el tradicional café, Lantini habló de Don Orione, del que se recordaba el cuarto aniversario de la muerte. A un cierto punto pidió la palabra el prof. Riccardo Moretti (4) para lanzar la idea del voto:”Son tantos y tales los problemas entre los que nos debatimos, dijo, que no hay más que un remedio: recurrir a la Virgen, como hizo Don Orione en 1917, cuando promovió hacer un voto al pueblo de Tortona.”

(more…)

Don Orione devoto de la Virgen del Buen Consejo

Buen Consejo La devoción a la Virgen del Buen Consejo ha ido marcando la historia de Don Orione y de la Congregación.

Autor: Flavio Peloso

Una devoción que Don Orione cultivó desde seminarista.
Junto a su altar, en Tortona, se consagró con Don Gaspar Goggi y consagró a los primeros muchachos del Oratorio.
Sus visitas al santuario de Genazzano y un episodio milagroso.
La Virgen del Buen Consejo patrona de Albania y de las comunidades orionistas de Elbasan y de Shiroka-Bardhaj.

Quien peregrine a Tortona y visite la ciudad tras los pasos de Don Orione, no puede dejar de hacer una parada en la catedral. Entrando, al fondo de la gran nave, a la izquierda hay un altar con un pequeño cuadro de la Virgen del Buen Consejo. Era un lugar muy querido por Don Orione, unido a la historia de la Pequeña Obra de la Divina Providencia.

“Cuando era seminarista – cuenta Don Orione – tenía como profesor de teología a un canónigo venerable, que enseñaba desde hacía muchos años, muy piadoso y muy culto, muy devoto además de la Virgen del Buen Consejo, de la que quiso un cuadro en la Escuela de Teología y en el descansillo del Seminario de Tortona. Difundió la devoción por todas las parroquias de la Diócesis enraizándola en sus alumnos. ¡Y escribió mucho sobre la Virgen! Cada año quería que se celebrase con devoción en la Catedral la solemnidad del Buen Consejo y nos contaba cómo la imagen había llegado desde Albania”.

(more…)

Foto de Don Orione, ora et labora

Posted in Don Orione,Espiritualidad,Pastoral por padreteo en 9 mayo, 2017
Tags: , , , ,

Ora et labora

Autor: Alessandro Belano

Publicado en: Don Orione oggi, n.5/2017

clip_image001Es el año 1938. Entre una inspección y otra, Don Orione se sienta en unos improvisados y poco confortables tablones. El disparo del fotógrafo lo inmortalizó en esta pose para él inusitada.

Don Orione cómodamente sentado. ¿Relax veraniego? No. ¿Una siesta después de la comida? Tampoco. La foto nos muestra al Fundador con ocasión de una visita suya a Corvino San Quirico, donde se está levantando el santuario dedicado a la Virgen de Caravaggio, deseado por la fe del canónigo Arturo Perduca y levantado con el trabajo de la Pequeña Obra. Es el año 1938. Entre una inspección y otra, Don Orione se sienta en unos improvisados y poco confortables tablones. El disparo del fotógrafo lo inmortaliza en esta postura para él inusitada. La mirada está absorta, el porte sereno. A su alrededor, el ruido de la hormigonera, el chillido de las carretillas, las voces de los empleados… Entre ellos, un grupo de seminaristas, los “peones de la Virgen”, como fueron llamados. Son cerca de cuarenta jóvenes que se alternan en el trabajo como mano de obra y que por la tarde vuelven al cercano Instituto de Montebello. Ora et labora, en un incesante ir y venir, imitando el ejemplo de su Fundador, a quien le gusta definirse como “el peón de la Providencia”, “el peón de la caridad”.

Su actividad tiene algo de increíble. Se repite que en la Congregación no hay lugar para los “frailes mosca”, es decir para los comodones o los aprovechados. Su estilo es eminentemente dinámico. Demuestra gran tenacidad en el trabajo y una alergia al cansancio que asombran. Enemigo declarado de cualquier tipo de ociosidad o pérdida de tiempo, un día manda quemar públicamente un sofá en el que ha visto sentados a algunos clérigos dispuestos a echar una siesta.

(more…)

Carolina Feltri, mamá de Don Orione

Apuntes de historia y de personalidad
Flavio Peloso

Carolina, mama de don orione Domingo Feltri y María Serafina Fagioli eran campesinos y, en los primeros años treinta del siglo XIX, como se acostumbraba entonces, cambiaron a menudo de alojamiento, de una casita a otra, en busca del lugar donde hubiese trabajo entre los ayuntamientos del Bajo Pavese y del Alejandrino, especialmente en Rivanazzano y en Casalnoceto. En 1832, se establecieron en el Caserío Piccagallo Bruciato.   El caserío Piccagallo era uno de los más antiguos de la comarca, con su planta cuadrangular típica de los caseríos padanos, en el centro un gran "corralón". Fue una antigua propiedad de los jesuitas, más tarde de los Marinetti (de quienes formaba parte el fundador del futurismo), de Urbano Rattazzi y actualmente de la familia Berri. La particularidad del caserío Piccagallo es que, todavía hoy, la mitad pertenece al Ayuntamiento de Castelnuovo Scrivia, mientras que la otra mitad, donde está la casa patronal, pertenece al Ayuntamiento de Pontecurone.

Domingo Feltri y María Serafina Facioli, se establecieron en el Caserío Piccagallo en 1832 y, al año siguiente, el 11 de diciembre de 1833, nace su hija Carolina, como resulta de los documentos del archivo parroquial de Castelnuovo. (1) Dado que las habitaciones de los campesinos estaban en el lado castelnovés del caserío, Carolina Feltri nace en Castelnuovo. En el bautismo se le impusieron los nombres de María Antonia Carolina. Después de ella nacieron sus hermanas Magdalena y Giuseppina.

Carolina, todavía jovencita, para ayudar a la economía familiar, asumió servicios de camarera. Y fue propiamente en estas circunstancias como encontró al joven Vittorio Orione con quien se casó diez años más tarde. (2) Don Orione mismo contó más de una vez las circunstancias del primer encuentro de sus padres. “Era por el año 1848 y pasaban por mi pueblo, Pontecurone, los soldados que iban a la guerra. Una tropa se paró en la zona habitada y algunos militares fueron a comer a un hostal donde mi madre hacía de camarera. Al ver a aquella muchacha que servía las mesas con soltura, algunos de aquellos soldados se permitieron decir alguna palabra un tanto ligera… Ella sin más soltó una torta al más cercano y callada siguió con su trabajo… La dijeron después que el golpeado se llamaba Vittorio D’Uriòn. Mi padre estuvo después de soldado. Volvió a Tortona, y fue a Pontecurone a ver si aquella camarera estaba aún libre, pensando entre sí: Aquella joven debe de tener la cabeza en su sitio”.  La intuición de Vittorio fue confirmada por los hechos porque Carolina no se había casado aún. Permanecieron como novios por un par de años y después, el 11 de febrero de 1858, en la Iglesia Colegiata de Santa María de la Asunción, se unieron en matrimonio. (3) De ellos nacerá Luis Orione el 23 de junio de 1872.

(more…)

Dos recuerdos sobre Don Gaetano Piccinini

Posted in Don Orione,Pastoral por padreteo en 24 marzo, 2017
Tags: , , , , ,

PICCININI, Don Gaetano: dos recuerdos de Aldo Buoncristiano

Autor: Giuseppe Vallauri

don picinini El alto funcionario del Ministerio del interior Aldo Buoncristiano recuerda dos contactos tenidos con Don Piccinini en referencia a la Obra de Monte Mario, en Roma, y el asilo de San Oreste en el Monte Soratte.

La referencia de un amigo y colaborador de la revista “Messaggi di Don Orione” nos ha hecho descubrir un libro de Aldo Buoncristiano (Roma 1918 – 2006), de título: Cinquant’anni nel Palazzo del Governo (Viminale), Noccioli Editore, 1998. Se trata de una anécdota de su largo servicio en el Ministerio del Interior, desde 1943 a 1984.

En las primeras páginas se habla de la Obra Don Orione y más específicamente de Don Gaetano Piccinini y de la colaboración entre ambos. Poco después de haber iniciado su encargo, Buoncristiano fue asignado, temporalmente, a la Prefectura de Roma, y en la tardía primavera de 1944, se le pidió que se ocupara de “una cierta entidad gestionada por un tal Don Valentín, que instalada entre dos palacios desde el de la juventud del Littorio hasta Monte Mario (Roma), asistía a cerca de 400 niños "a la desbandada" por la guerra”.  Corrían además voces de que los niños eran maltratados. Buoncristiano se fue a Monte Mario “en bicicleta” y no recibió una buena acogida por parte de Don Valentín: le ofreció su colaboración para encontrar una solución adecuada para todos esos muchachos, pero a la mañana siguiente Don Valentín “cargó todos sus víveres en un pequeño camión y huyó hacia el norte llevando consigo a cinco niños y sus sirvientes”.

(more…)

125 años del primer retoño de la Congregación Orionista

Posted in Don Orione,Pastoral por padreteo en 22 marzo, 2017
Tags: , , , ,

( Traducido de www.messaggidonorione.it )

A LOS 125 AÑOS DEL PRIMER RETOÑO

Germoglio En la cuaresma de 1892, el encuentro del clérigo Orione con Mario Ivaldi y el inicio del primer oratorio.

En las cosas de Dios y de la Iglesia, hacer descripciones y balances es siempre arriesgado e inadecuado, además de que se corre el riesgo de ser irreverentes. Recordemos lo que le pasó a David cuando quiso contar a su pueblo (2Sam 24).

Don Orione, presentando la Congregación a los amigos y bienhechores de Roma, el 14 de marzo de 1934, dijo: “Aquella pequeña semilla ha crecido, se ha vuelto una plantita, pero no es todavía la planta: ¡es aún la Pequeña Obra de la Divina Providencia! Y ¡ay del día en que deje de ser la humilde, la pequeña Obra! ¿Cuántas casas hay ya en la Pequeña Obra? se lo digo delante del Señor, no lo sé; pero creo que no serán menos de 60 ó 70 casas”.

¿Cuándo fue sembrada “aquella pequeña semilla” después convertida en “planta con muchas ramas”? ¿Cuándo se inició aquel primer oratorio con Mario Ivaldi? en un día de cuaresma de 1892. ¿O acaso el 15 de octubre de 1893? cuando fue abierto el primer pequeño colegio de San Bernardino. ¿O tal vez el 21 de marzo de 1903, cuando el obispo Igino Bandi emitió el Decreto de aprobación canónica de la Congregación?

(more…)

El pan de San José

(Traducido del italiano, de una entrada del Padre Don Flavio Peloso en facebook)

Sanjose1 José es el hombre justo y fiel (Mt 1,19) que Dios escogió para ser el custodio de la Sagrada Familia de Nazaret. Fue el esposo de la Bienaventurada Virgen María e hizo de padre de Jesús, el Hijo de Dios hecho hombre. Proveyó con amor y sacrificio al bien de la familia. La Iglesia venera a San José como patrón de la Iglesia universal, y es modelo para los papás.

En las casas de Don Orione, hay una devoción especial a San José como aquel que provee del pan, como intercesor de la Divina Providencia. Desde los tiempos de Don Orione es costumbre poner una pequeña hogaza de pan colgada del cuello de la estatua del Santo Patriarca para recordar aquel episodio ocurrido en Tortona.

Escuchemos el episodio contado por el mismo Don Orione el 18 de marzo de 1938.

«En los inicios, en los momentos en que no teníamos pan, …no teníamos nada, fue San José quien vino a nuestro encuentro. Pero en aquel año parecía que el querido San José no quisiera venir en nuestra ayuda. Llegó precisamente el mes de marzo, y teníamos una gran necesidad de dinero: eran momentos muy angustiosos, y nos encomendábamos mucho a San José, que es invocado como administrador, mejor como proveedor de las casas, así como fue proveedorporveedor de la Sagrada Familia.

En vez de llegar la ayuda, venían los acreedores para que les pagásemos. Yo no podía librarme de ellos. Un día estábamos propiamente sin nada. El portero era por entonces nuestro querido Don Zanocchi, que llevaba sólo unos meses con nosotros. ¡Y era la antevíspera de la fiesta! El portero llegó a la carrera y me dice: "Hay un señor que quiere hablar con usted!". "Pero ¿Quién es? ¿Es un acreedor?". "No lo conozco". ¿No es el carnicero o el lechero?". "No lo sé". "No lo he visto nunca". "¡Mire bien que no sea ningún acreedor!". Desciendo las escaleras deprisa y me encuentro delante de un señor vestido modestamente y con una barbita rubia. Aquel señor me dijo: "¿Es usted el superior? ¡Aquí tiene una suma de dinero!", y sacó un grueso sobre. Entonces le pregunté si teníamos que decir algunas misas: "¿Tenemos alguna beneficencia que hacer?". "¡No, no!", respondió. "No hay nada que hacer. ¡Sólo continuar rezando!".

(more…)

Últimos días de la vida de Don Orione

Posted in Don Orione,Pastoral por padreteo en 10 marzo, 2017
Tags: , , , ,

LA CRÓNICA DEL ADIÓS: los últimos días de vida de Don Orione

Autor: Flavio Peloso

Foto crónica del adios Don Orione durante la noche del 9 de febrero de 1940 sufrió un violento ataque de angina de pecho con sensación de sofoco. Don Camilo Bruno le llevó el “Viático” y después la “Unción de los enfermos”. Tras los socorros médicos inmediatos, sólo al día siguiente pudo ser declarado fuera de peligro. Se tomó la decisión de trasladarlo desde su fría habitación a la “sala del reloj”.

Prosiguen días de gran preocupación para sus repetidas crisis respiratorias y de angina de pecho. Los cohermanos y médicos se ponen de acuerdo en que lo más oportuno es un periodo de reposo en el suave clima de Sanremo. Pero, ¿cómo pedírselo?

Se encargan de ello el profesor Manai de Alessandria y el doctor Codevilla.

“He sabido que tienen dos casas en Sanremo. Es una Providencia, ¿sabe? Hay que ir a Sanremo para pasar allí alguna semana de convalecencia”.

“¡A Sanremo, no!”.

(more…)

Don Orione y su “empuje” ecuménico

Posted in Don Orione,Oración,Pastoral por padreteo en 8 marzo, 2017
Tags: , , ,

ECUMENISMO – Don Orione, un verdadero espíritu ecuménico

Autor: Don Flavio Peloso, Hermana María del Pilar

Relación presentada en el Encuentro Internacional “La cultura del encuentro a 50 años del Concilio”, Roma, 20 – 21 de enero de 2015.

EL EMPUJE ECUMÉNICO DE DON ORIONE

Ecumenismo He escrito la expresión “empuje ecuménico” para definir y presentar el ecumenismo de Don Orione por dos razones.

Primero: esta expresión está puesta en el artículo 8 de las actuales Constituciones de los Hijos de la Divina Providencia: “Es algo propio de nuestro Instituto el compromiso de rezar, trabajar y sacrificarnos para restablecer, en la Iglesia, la unidad despedazada y favorecer con cualquier medio aquel empuje ecuménico que el Espíritu ha suscitado en su Iglesia”.

Segundo: la expresión es muy adecuada para definir la actitud y la acción de Don Orione, visto desde su actuación concreta e histórica, en referencia a su compromiso ecuménico. Fue un impulso sincero, serio, un ímpetu del alma que lleva al movimiento, que ilumina con una mirada amplia hacia el futuro. De hecho, ese empuje ecuménico llevó a algunos pasos precisos y significativos, aunque sólo apuntados, señalados, dejados como tarea y como algo a recorrer por sus discípulos.

Ecumenismo” y “actitud ecuménica

En sentido propio, eclesial, significa en nuestro tiempo la percepción y consciencia de la división de los cristianos y la indivisible actitud de compromiso por la unidad, para responder a la voluntad y a la oración de Cristo “ut unum sint” (Jn 17).

(more…)

Página siguiente »