PadreTeo


leer nos hace más felices

Posted in Calidad,Cultura,Imagen y pensamiento,Literatura por padreteo en 14 marzo, 2016
Tags: , , , ,

Los lectores están más contentos y satisfechos que los no lectores y, en general, son menos agresivos y más optimistas, según un estudio reciente de la Universidad de Roma III

leer La lectura nos hace más felices y nos ayuda a afrontar mejor la existencia. Los lectores están más contentos y satisfechos que los no lectores, en general son menos agresivos y más optimistas”. Quienes lo dicen son los responsables de un análisis reciente elaborado por la Universidad de Roma III a partir de entrevistas a 1.100 personas. Aplicando índices como el de la medición de la felicidad de Veenhoven y escalas como la Diener para registrar el grado de satisfacción con la vida, los investigadores han llegado a estas conclusiones que demuestran, como dice Nuccio Ordine, autor del manifiesto La utilidad de lo inútil, que “nutrir el espíritu puede ser tan importante como alimentar el cuerpo” y que necesitamos, mucho más de lo que pensamos, esas experiencias y conocimientos que no se traducen en beneficios económicos.
¿Cómo nos sentimos y qué cambios experimentamos cuando nos sumergimos en una historia? ¿Tiene un efecto transformador? ¿Nos hacen ver los protagonistas de las ficciones nuestras contradicciones y deseos? ¿Nos recuerdan cosas esenciales, tal vez olvidadas?
La ciencia cada vez tiene más recursos para contestar a estas preguntas. Artículos en revistas especializadas dan cuenta de los resultados de resonancias magnéticas que revelan la alta conectividad que se produce en el surco central del cerebro, región del motor sensorial primario, y en la corteza temporal izquierda, el área asociada al lenguaje, mientras leemos un libro y tras acabarlo.

(more…)

Anuncios

Una fontana fluía

Posted in Cultura,Espiritualidad,Imagen y pensamiento,Literatura,Poesía por padreteo en 23 marzo, 2014
Tags: , , , ,
Fontana
 
 
 
Anoche cuando dormía
soñé ¡bendita ilusión!
que una fontana fluía
dentro de mi corazón.
Dí: ¿por qué acequia escondida,
agua, vienes hasta mí,
manantial de nueva vida
en donde nunca bebí?

Anoche cuando dormía
soñé ¡bendita ilusión!
que una colmena tenía
dentro de mi corazón;
y las doradas abejas
iban fabricando en él,
con las amarguras viejas,
blanca cera y dulce miel.

Anoche cuando dormía
soñé ¡bendita ilusión!
que un ardiente sol lucía
dentro de mi corazón.
Era ardiente porque daba
calores de rojo hogar,
y era sol porque alumbraba
y porque hacía llorar.

Anoche cuando dormía
soñé ¡bendita ilusión!
que era Dios lo que tenía
dentro de mi corazón.

Antonio Machado

Grandeza de lo pequeño

Posted in Buenas Noticias,Espiritualidad,Imagen y pensamiento por padreteo en 6 diciembre, 2013
Tags: , , ,

"Yo te alabo, Padre, porque has ocultado estas cosas a los sabios y entendidos, y las revelaste a los pequeños." (Lc 10,21)

Lo pequeñoEstas palabras encierran un misterio y una paradoja para la lógica humana. Los más grandes acontecimientos de su vida, Cristo no los quiso revelar a quienes, según el mundo, son "los sabios y prudentes". Él tiene una manera diferente para calificar a los hombres.
Para Dios no existen los instruidos y los iletrados, los fuertes y los débiles, los conocedores y los ignorantes. No busca a las personas más capaces de la tierra para darse a conocer, sino a las más pequeñas, pues sólo estas poseen la única sabiduría que tiene valor: la humildad.
Las almas humildes son aquellas que saben descubrir la mano amorosa de Dios en todos los momentos de su vida, y que con amor y resignación se abandonan con todas sus fuerzas a la Providencia divina, conscientes de que son hijos amados de Dios y que jamás se verán defraudadas por Él. La humildad es la llave maestra que abre la puerta de los secretos de Dios. Es la gran ciencia que nos permite conocerle y amarle como Padre, como Hermano, como Amigo.
El adviento es tiempo de preparación, un momento fuerte de ajuste en nuestras vidas. Esforcémonos, pues, por ser almas sencillas, almas humildes que sean la alegría y la recreación de Dios. Recordamos que Cristo niño nació medio de la más profunda humildad hace más de dos mil años. Un par de peregrinos tocarán a la puerta de nuestro corazón pidiendo un lugar para que el Hijo de Dios pueda nacer. ¿Cómo podremos negarle nuestro corazón a Dios, que nos pide un corazón humilde y sencillo en el cual pueda nacer?

El ejemplo de Don Mariano, ¡Don Mariano Fortuny!

Posted in Actualidad,Imagen y pensamiento por padreteo en 1 mayo, 2013
Tags: , ,

CARLOS PERREAU DE PINNINCK (En elmanifiesto.com)

Fortuny-7El jueves 25 de abril, mientras a pocos metros de distancia una panda de descerebrados se dedicaban al dudoso arte de cambiar el mundo a través del lanzamiento de piedras a la policía nacional, en el salón de actos del Museo del Prado asistía yo a la presentación del libro de Guillermo de Osma sobre Mariano Fortuny Madrazo, pintor, escultor… y muchas más cosas.

Vamos por partes. Guillermo de Osma es un apasionado galerista y marchante de arte, especializado en las vanguardias españolas de los años 1920-1960. Hace 30 años escribió un libro sobre Mariano Fortuny que fue editado en el Reino Unido, en inglés, pero del que inexplicablemente nunca hubo una edición española. No existía… hasta ahora, ya que, gracias a los editores Ollero y Ramos, Mariano Fortuny, arte, ciencia y diseño es ya un libro publicado en España (además, exquisitamente diseñado y primorosamente editado).

Junto a Guillermo de Osma, en el acto tomaron la palabra Enrique Barón (porque es un gran conocedor de Venecia, ciudad donde transcurrió gran parte de la vida de Mariano Fortuny) y Eduardo Arroyo (artista tan multidisciplinar como lo fue Mariano Fortuny). Sus intervenciones resultaron amenas y naturales, sin perder un ápice de altura y rigor. Los tres hicieron gala de un profundo cariño y conocimiento sobre la polifacética figura de Mariano Fortuny, sus circunstancias (vida en París y Venecia, sus relaciones con Wagner, Proust y otras variopintas figuras de su época) y su tiempo (la apasionante Europa de la primera mitad del siglo XX).

Arte, libros, historia, ciencia, diseño, cultura, investigación, personajes fascinantes, ciudades mágicas… Si a estos ingredientes añadimos el simbolismo de que el acto tuviera lugar a escasos metros y a la misma hora del intento de "toma" del Congreso, espero que se comprenda que a uno le tiente la oportunidad de hacer alguna que otra reflexión. Tanto y tan buen material daría para mucho pero voy a circunscribirme a la figura de Mariano Fortuny, a quien con tanto mimo y éxito, ayer se esforzaron los ponentes en acercarnos.

(more…)

Te diré mi amor, Rey mío

Posted in Espiritualidad,Imagen y pensamiento,Oración,Pastoral por padreteo en 25 diciembre, 2012
Tags: , , ,

natividadTe diré mi amor, Rey mío,
en la quietud de la tarde,
cuando se cierran los ojos
y los corazones se abren.

Te diré mi amor, Rey mío,
con una mirada suave,
te lo diré contemplando
tu cuerpo que en pajas yace.

Te diré mi amor, Rey mío,
adorándote en la carne,
te lo diré con mis besos,
quizás con gotas de sangre.

Te diré mi amor, Rey mío,
con los hombres y los ángeles,
con el aliento del cielo
que espiran los animales.

Te diré mi amor, Rey mío,
con el amor de tu Madre,
con los labios de tu Esposa
y con la fe de tus mártires.

Te diré mi amor, Rey mío,
¡oh Dios del amor más grande!
¡Bendito en la Trinidad,
que has venido a nuestro Valle! Amén.

(Himno liturgia de las horas)

Vivir con sencillez

Posted in Imagen y pensamiento,Pastoral por padreteo en 13 diciembre, 2012
Tags: , , ,

Vive con sencillezVivir la sencillez es no necesitar tener muchas cosas para ser feliz, no cayendo en el consumismo ni en las modas que nos obligan a comprar lo nuevo, lo último.

Vivir la sencillez es tener más alegría al dar, o al compartir, que al recibir, porque has descubierto el poder misterioso que tiene la palabra gratuidad.

Vivir la sencillez es vaciar el corazón de todas las cosas innecesarias que lo ocupan, y llenarlo del tesoro de la amistad, de la cercanía y del encuentro humano con los demás.

Vivir la sencillez es creer que tu valía y dignidad está en lo que eres como persona y no en lo que tienes o posición social que ocupas.

Vivir la sencillez es solidarizarte con tantas hermanas y hermanos de tu familia humana que viven injustamente en la pobreza y necesidad, y te movilizas e implicas porque no quieres vivir mejor que ellos.

Vivir la sencillez es poner tu confianza y seguridad no en el dinero o posesiones, sino en tus bienes espirituales, en tus convicciones y creencias, en tu fe, en tus capacidades, en tu fuerza interior y en la de aquellos que te aman y aprecian.

Vivir la sencillez es trabajar para vivir y no vivir para trabajar.

Vivir la sencillez es disfrutar de los innumerables regalos que la vida, la naturaleza, te ofrece constantemente cada día, y que pasan desapercibidos para la mayoría de gente.

Vivir la sencillez es respetar y cuidar de la naturaleza con tu forma de vivir, reciclando, reutilizando, reduciendo el consumo innecesario.

Vivir la sencillez es utilizar tu dinero para que tú y tu familia podáis vivir con dignidad, y para que los demás también puedan vivir con dignidad si lo inviertes en banca ética y si te habitúas a exigir productos que provengan del comercio justo y del comercio local.

¡Un poco de optimismo… por favor!

Posted in Actualidad,Imagen y pensamiento,Pastoral por padreteo en 30 junio, 2012
Tags: , , ,

(Por José F.Vaquero en religionenlibertad.com)

“Desear es, en cierto modo, poseer aquello que deseamos. El que busca y anhela posee, al menos en ciernes, la meta perseguida y anhelada”

Está ganando adeptos una nueva actitud social, fruto, según dicen, de la crisis; podríamos bautizarlo como el síndrome de las “noticias apagadas” . Cada vez que pongo un informativo, constatan, independientemente de la cadena, recibo una exuberante carga de malas noticias. Cuando no es el rescate o la amenaza del IVA, la actualidad se centra en el paro, el re-paro (o parón) de la economía, los sueldos millonarios de ciertos politico-empresarios y los empujones de las agencias de calificación. Ante tal cúmulo de negativismo, algunos prefieren la ignorancia (ojos que no ven, corazón que no siente), la simple constatación de que todo está mal, y prefiero no saber qué entra dentro de ese todo.

¿Se puede salir de este pesimismo existencial? Ayer por la noche disfrutamos de un pequeño paréntesis, alegrándonos al ver a España finalista en la Eurocopa. Como todo paréntesis, se abre y se cierra, volviendo al hilo conductor de nuestro día cotidiana. ¿Hay sallida del laberinto del pesimismo? Más aún, ¿tiene cabida el optimismo, cuando a nuestro alrededor la perspectiva cada vez es más negra, e incluso lo que nos pintaban como luz resulta ser una bombilla de luz negra, un foco estilo “agujero negro”? Casi hasta me cuestiono: ¿será lícito, legítimo, esparcir semillas de optimismo? El corazón del hombre lo sigue anhelando, deseando, buscando, y ésa es razón suficiente para darle cabida en nuestra sociedad. Esta actitud nos ilusiona más que la desesperanza existencialista que nos identifica con una pasión inútil. Pasión somos, es cierto, pues lo que sucede a nuestro alrededor nos afecta, nos hace padecer buenos o malos sentimientos. ¿Pero pasión inútil?

Aristóteles, en los inicios de la filosofía occidental y del pensamiento moral, basa su sistema ético en una simple constatación: todo hombre, por naturaleza desea ser feliz. Y ese deseo lo califica de “deseo natural”, lícito, legítimo, bueno por sí mismo. En medio de la situación actual, de este caos de cada día, constatamos otro desiderium naturale, tan vital como la felicidad: todo hombre, por naturaleza, desea ser optimista, anhela vivir con optimismo, quiere construir una vida pensando en positivo.

Desear es, en cierto modo, poseer aquello que deseamos. El que busca y anhela posee, al menos en ciernes, la meta perseguida y anhelada. Los médicos lo saben muy bien, sobre todo los que tratan enfermedades como el cáncer: la actitud positiva, la fe en la victoria, el optimismo, ayudan de modo eficaz a la curación; No sustituyen la medicina, pero la abonan positivamente. E incluso si llega el empeoramiento, confortan al ánimo y al corazón para seguir sembrando optimismo, alegría y ganas de vivir.

Hace poco más de un mes, el centro de Italia, la región de Emilia – Romaña, sufrió varios seísmos. Edificios, viviendas, monumentos, y sobre todo vidas, quedaron destruidos. Un niño, testigo de la catástrofe, afirmaba: “Hay muchas grietas en nuestras casas, pero ninguna en nuestros corazones”. Un ejemplo de optimismo, coraje, ánimo ante una “crisis urbana”. Y Benedicto XVI, visitándoles el pasado martes, les decía: “¡No estáis y no estaréis solos! Mirando a vuestras tierras he experimentado profunda conmoción ante tantas heridas, pero he visto muchas manos que las quieren curar junto a vosotros; he visto que la vida vuelve a empezar, quiere recomenzar con fuerza y coraje, y este es el signo más bello y luminoso”.

Cuando no vemos la luz del sol tocan a nuestra puerta dos opciones: llorar amargamente, llenando nuestros ojos de lágrimas y, queriéndolo o no, impidiendo que vean las estrellas, y alegrarnos por la luz de una estrella, aunque sea pequeña, y coger un espejo para que se multipliquen sus rayos, y puedan iluminar a más personas.

Lo que importa

Posted in Espiritualidad,Imagen y pensamiento por padreteo en 27 mayo, 2012
Tags:
(Tomado de Reflejosdeluz.net)
Lo que trasciende no son los espejismos de lo material, sino tu riqueza espiritual, lo que eres y el amor que ofreces.
Lo que vale es darte y dar, que es lo único que te enriquece, no las posesiones que acumulas.
Importa lo que construyes en el instante fugaz, no los errores de un pasado que sólo es recuerdo.
Importa la sabiduría que vives y compartes, no los títulos y cargos que inflan el ego.
Importa la verdad, no tu verdad; valen los buenos frutos, no las vanas promesas.
Lo que importa no es cuánto vives, dónde vives y qué tienes, sino cómo vives y cuánto amas.
Lo valioso está en tu interior y en el de los demás, no en la fachada.
Lo que necesitas no es lo que sólo te da placer; muchas veces lo que más necesitas es lo que menos te gusta.
No importa si te hirieron o te maltrataron, lo que importa es si eso te sirvió para crecer y perdonar.
Lo que te perfecciona no siempre está exento de dolor; porque el dolor suele ser un buen maestro, si sabes amar.
Lo que importa no es que cambies a los demás, sino que cambies tú, los aceptes y los comprendas. De hecho, una relación auténtica te libera y te empuja hacia arriba, no te aprisiona ni te anula. Lo que vale es la realidad, no tus máscaras.
Lo que cuenta no es si las penas te aturden y te trituran, lo valioso es aprovecharlas para madurar y mejorar. Nada sucede por azar, todo tiene su razón de ser y nada es inútil, aunque no lo entendamos.
Lo terrible no es que estés solo, lo cruel es que te sientas solo, incluso cuando estás en compañía.
Lo que necesitas son personas que piensen distinto, aunque te disguste, no marionetas que manejas a tu antojo. Aquellos que te quieren no son los mismos que te adulan, y los que te forman son los que pulen tus aristas.
Lo que importa está en tu esencia, no en las apariencias. Lo que permanece nace de tu yo profundo, no del ego y sus ilusiones.
Lo que importa no es a qué credo perteneces, sino cuánto sirves; no en cuál país naciste, sino en cuál das lo mejor de ti.
Lo que vale en el más acá, casi siempre, es lo que menos cuenta en la eternidad. Cuentan los puentes que nos unen, no los rótulos que nos separan; importan los firmes principios y los altos valores, no un partido ni una ideología.
Lo importante no es lo que deslumbra al mundo, lo único importante es que el amor sea lo más importante.
Lo importante es que Dios sea tu amigo constante, tu guía y la prioridad en tu vida, no “la forma” en que le llamas o le oras.
“El amor debe ser sincero. Aborrezcan el mal; aférrense al bien.
Ámense los unos a los otros con amor fraternal, respetándose y honrándose mutuamente. Nunca dejen de ser diligentes; antes bien, sirvan al Señor con el fervor que da el Espíritu. Alégrense en la esperanza, muestren paciencia en el sufrimiento, perseveren en la oración. Ayuden a los hermanos necesitados. Practiquen la hospitalidad. Bendigan a quienes los persigan; bendigan y no maldigan. Alégrense con lo que están alegres; lloren con los que lloran. Vivan en armonía los unos con los otros. No sean arrogantes, sino háganse solidarios con los humildes. No se crean los únicos que saben. No paguen a nadie mal por mal. Procuren hacer lo bueno delante de todos. Si es posible, y en cuanto dependa de ustedes, vivan en paz con todos. No tomen venganza, hermanos míos, sino dejen el castigo en las manos de Dios, porque está escrito: -Mía es la venganza; yo pagaré-, dice el Señor. Antes bien, -si tu enemigo tiene hambre, dale de comer; si tiene sed, dale de beber. Actuando así, harás que se avergüence de su conducta- No te dejes vencer por el mal; al contrario, vence al mal con el bien”
Romanos 12:9-21.

Canto a la cotidianidad

Posted in Espiritualidad,Imagen y pensamiento por padreteo en 10 enero, 2012
Tags: , , , ,
clip_image002

Quiero cantar y reconocer a todos los que en el anonimato hacen posible, cada día, de manera discreta, la convivencia y la paz.

Quiero cantar a quienes hacen del lugar doméstico un espacio cálido, atractivo y dulcifican la intemperie del frío, de la soledad, del paro, de la violencia y el desamor.

clip_image004Quiero cantar a quienes ofrecen sus vidas por los demás sin que les sean parientes, ni siquiera amigos, de manera gratuita, voluntaria, amorosa, y con su entrega dan la posibilidad de que muchos sientan ayuda en su fragilidad, amparo en su indigencia, cercanía en su enfermedad.

Quiero cantar y reconocer a los que oran por otros, sin que ellos lo sepan, y permanecen en vigilia para que se alivie el dolor del hombre, la angustia y el desespero de los que se sienten sin fuerzas para resistir la prueba.

clip_image006 Quiero cantar y reconocer a los que miran con cariño al desconocido, escuchan con atención el desahogo de los que repiten una vez más su historia, de los que no llevan cuenta del bien hacer.

Quiero cantar y reconocer las vidas de los que habitan en el medio rural, en los pueblos vacíos, en las estepas humanas, y aguardan pacientes el curso de los días, en sobriedad y actitud serena.

Quiero cantar y agradecer a todos los que sin fama ni renombre sostienen el tejido social y hacen habitable esta hora recia.

clip_image008Quiero cantar y recordar a quienes llevan en silencio su prueba, por no sobrecargar aún más el dolor del mundo, y ofrecen su sufrimiento de manera redentora, mirando a quien llegó a morir por salvar a todos.

Quiero cantar a los que sobreviven de manera clandestina y anónima por las calles de la ciudad, y confían en encontrar una manera digna de ganarse el pan.

Quiero hacerme consciente de la bondad que anida en el corazón, y agradecer todo gesto humilde, pequeño, de los que pasan por la vida ofreciendo lo más noble de sí mismos.

Con sincera admiración y gratitud a todos los que sois parábolas y semillas de bondad, verdad y belleza.

(Tomado de Ecclesia digital.net)

Cancioncilla de primavera

Posted in Imagen y pensamiento por padreteo en 2 mayo, 2011

Primavera pascual¿Qué tiene, Señor, el aire,
qué vino la luz dorada,
que me siento un esponjarse
de la tierra que me funda,
que las raíces me laten,
y percibo un aIeteo
oreándome la carne?
¿Por qué la palabra en flor?
¿Qué hay dictando por la tarde
que no se puede pensar
bien ni mal, sino dejarse
llevar como los vilanos
por el soto de los aires?
No me sirve ritmo, verbo
para decir lo que arde
dentro de mí al mismo tiempo
que dora el sol los trigales.
¿Qué mano ha dejado el monte
tal un cristal resonante,
y aclarado más el río,
y ha puesto más verde el talle
del campo y las amapolas
ensimismadas de sangre,
y ha levantado sonrisas
en las bocas en que nadie
alzó banderas alegres
y diciendo más que saben?
Está amasada la luz
con gracia perfumeante
y la tierra embarazada
de agosto amarillo y panes.
En este corazón chico
tanta evidencia no cabe,
y tengo miedo que el gozo
con el vaso se derrame.
¡Cómo late ahora el mundo
claridad de claridades!

De Ramón de Garciasol

Página siguiente »