PadreTeo


Desmontando uno a uno los bulos de “Europa Laica”, que ciertos medios se tragan sin masticar

(Impagable este artículo tomado de: Contando Estrellas)

Comedor social Todos los años por estas fechas un grupo de ultraizquierda denominado Europa Laica pone a prueba la credulidad de los periodistas españoles con un bulo que lanzó por primera vez en 2010.

6 hechos que la izquierda se empeña en ocultarte sobre la Iglesia Católica y el IBI
La ultraizquierda criticó la ‘Ley Mordaza’ pero ahora pide una contra los creyentes

De 6.500 a 11.000 millones: los bulos izquierdistas ni siquiera cuadran

En abril de 2012 ya publiqué aquí una entrada desmontando, cifra a cifra, ese bulo. El bulo, publicado originalmente en 2011, tenía un importe de 10.000 millones anuales. En 2013 lo volví a desmontar cuando las juventudes del PSOE decidieron que no eran 10.000 millones, sino 6.500 millones. Se ve que unos y otros no se ponen de acuerdo. Y no me extraña. La propia Europa Laica no se aclara:

Este año repite la misma cifra, “lo que supone más del 1% del PIB”, afirma.

Prejuicios sin disfraz: Europa Laica tacha de ‘negocio’ la religión

Su informe de este año (ver PDF) se titula “La religión un negocio muy rentable”, como si la Iglesia y sus obras sociales fuesen un negocio. Europa Laica también dice que la Iglesia Católica española “es inmensamente rica”, como si el dinero que recibe del Estado lo dedicasen obispos, sacerdotes y religiosos a disfrutar de una vida de lujo, algo que no es verdad, como sabe cualquiera que conozca la realidad de la Iglesia. ¿Se creerán que el comedor social de las Hijas de la Caridad que encabeza esta entrada es un restaurante de lujo dirigido a millonarios? ¿Pensarán que estas monjas visten abrigos de pieles, zapatos caros y joyas con rubíes y diamantes, y que están ahí, dando de comer a gente pobre, para enriquecerse? En fin, las afirmaciones de ese grupo cristianófobo me recuerdan a cuando izquierdistas republicanos acusaban a monjas de regalar caramelos envenenados a niños para levantar a la gente contra ellas. Que alguien siga vendiendo cuentos así es penoso, pero que haya medios que se los compren es más penoso aún. Europa Laica debería llamarse Europa Anticatólica, a la vista de los prejuicios y la agresividad que abundan en su panfleto. Pero sus manipulaciones no se limitan a intentar desprestigiar al catolicismo.

Un dinero destinado a la Iglesia porque lo decidimos los contribuyentes

Empecemos con el repaso de las cifras que da el grupo anticatólico. Europa Laica calcula en 250 millones la partida de la casilla de la Iglesia en el IRPF en 2014, “aproximadamente”. Concretamente, según la Conferencia Episcopal, fueron 250,3 millones. Pero este dinero lo recibe la Iglesia porque así lo decidimos 7.291.771 contribuyentes, pues el dinero que sale de nuestros impuestos destinado a la Iglesia es la única partida que tiene derecho de veto: si no te gusta la Iglesia y no quieres que reciba tu dinero, no marcas la casilla y ya está. La diferencia es que si a mí no me gusta tal o cual partido, sindicato, asociación subvencionada o incluso la religión islámica, me tengo que aguantar: no hay casillas para ellos que pueda dejar sin marcar.

¿Lo que comen los hambrientos en Cáritas es una ayuda a la Iglesia?

Europa Laica asigna a la Iglesia unos 80 millones de la casilla del IRPF dedicada a fines sociales. Hay que decir que el dinero recibido a través de esta casilla se dirige a diversas ONGs, incluidas las católicas. La cantidad recaudada con esta casilla en el IRPF de 2014 fue de 220.326.778,37 euros. Aquí puede verse a qué fines se dedicó hasta el último de esos euros, que se dirigen a proyectos concretos que ayudan a millones de personas necesitadas. Es decir, que Europa Laica tacha de “negocio” la labor que hacen ONGs como Cáritas ayudando a parados, enfermos, ancianos, personas sin hogar, etc. Pero toda esta atención le importa un rábano al colectivo anticatólico. Anteponiendo sus prejuicios a cualquier otra consideración, Europa Laica ha pedido, por simple odio a la Iglesia, que no se marque esa casilla. ¿Se puede ser más rastrero?

Europa Laica se columpia: sube de 1.000 a 2.500 millones en un año

Europa Laica dice que la Iglesia recibe 2.000 millones en “exenciones y bonificaciones tributarias”. De esta abultada y redonda cifra, Europa Laica sólo da un detalle: unos 700 millones en la exención del IBI. El documento justifica así esta cifra: hemos tenido que hacer un cálculo muy aproximado, basándonos en una media aleatoria”. Me pregunto si con la “media aleatoria” se refieren a alguna prenda femenina que hayan encontrado en un cajón, porque repasando los informes de Europa Laica en estos últimos años es curioso comprobar lo siguiente:

¿Estos señores hacen sus estimaciones tirando un dado o qué? Y todo, insisto, sin ofrecer en ningún momento detalles sobre cómo hicieron dicho cálculo. Pero además de esto, hay que decir que contar las exenciones fiscales como dinero que el Estado da a una persona física o jurídica es algo absurdo desde el punto de vista contable. Si el Estado me exime de un impuesto no me está dando dinero, sino que deja de quitarme lo que es mío. Presentar una exención como dinero que da el Estado a la Iglesia es engañar a la gente y tomarla por idiota, y más si se hace dando cifras que parecen escritas a boleo.

¿Los conciertos a colegios que no son de la Iglesia son una ayuda a la Iglesia?

Europa Laica presenta como ayuda a la Iglesia 4.300 millones de euros a “centros privados concertados de ideario católico”. El entrecomillado aparece tal cual en el documento de Europa Laica. La cifra la justifican así: “Los aproximadamente 4.000 centros privados concertados existentes, a los que asisten unos dos millones de escolares, según últimos datos de 2014-15, conllevan un costo para el Estado central y autonómico, de unos 5.780 millones de euros. Los centros católicos representan un 65% aproximadamente del total, pero al que asisten aproximadamente un 75% del alumnado.” Y de ahí sacan los 4.300 millones. Con ello dan por hecho que los importes de los conciertos son iguales para todos los colegios. Pero incluso aunque fuese así, que un colegio concertado tenga ideario católico no significa que sea propiedad de la Iglesia Católica. Por poner un ejemplo, Fomento de Centros de Enseñanza tiene una red de colegios privados, muchos de ellos concertados y todos ellos de ideario católico, y no son propiedad de la Iglesia. Así pues, Europa Laica falta a la verdad cuando presenta esto como dinero que el Estado da a la Iglesia. Hay que decir que incluso en aquellos casos en los que hablamos de colegios que son propiedad de órdenes religiosas, el importe de los conciertos no va a parar a la Iglesia, sino a financiar la educación de los alumnos que eligen esos centros, en el ejercicio del derecho a la educación y a la libertad de enseñanza que ampara la Constitución.

¿El importe de la educación de alumnos católicos es una ayuda a la Iglesia?

Europa Laica presenta como ayuda a la Iglesia 610 millones de salarios de profesores de religión. Lo desglosan en 450 millones para los de la pública y 150 millones para los de la concertada. Nueva trampa: los sueldos de los profesores de religión de la concertada los pagan sus colegios, no el Estado. Se podría alegar que el concierto le cuesta dinero al Estado, pero recordemos que el informe de Europa Laica ya abordó esa partida. Esta manipulación la viene haciendo este grupo desde sus primeros informes sobre el tema. En 2012 Europa Laica cifró la partida en 500 millones, a pesar de que un mes antes el Gobierno había informado que el gasto era de 109 millones. En 2013 cifró la partida en 610 millones. Ese mismo mes el Gobierno informó que habían sido 94 millones. Y así podríamos seguir… Pero si cuela, pues cuela. A lo anterior hay que añadir que el profesorado de religión de la enseñanza pública, que es el que recibe su sueldo del Estado, está ahí en el cumplimiento de un derecho garantizado por la Constitución en su Artículo 27: “Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones”. Los padres de los niños que cursan esa materia pagan impuestos para que sus hijos puedan ejercer ese derecho, por mucho que a la ultraizquierda no le guste nada (lo detesta tanto que el año pasado Europa Laica reclamó abiertamente suprimir ese derecho constitucional de las familias, que incluso figura en la Declaración Universal de los Derechos Humanos). Nuevamente, y como ocurre en el caso de los colegios, ese dinero no va a la Iglesia, sino a profesores que en su amplia mayoría son laicos, así que el grupo anticatólico vuelve a faltar a la verdad. Por otra parte, Europa Laica asegura que estos profesores se dedican a “impartir catequesis”, afirmación de la que sólo cabe deducir que ese grupo no tiene ni idea de lo que implica el trabajo de un profesor de religión católica.

Europa Laica también asigna a la Iglesia 10 millones de los alumnos de seminarios menores. Europa Laica no justifica de ninguna forma esa cantidad. Pero además, olvida que los alumnos de los seminarios menores están cursando su formación escolar obligatoria en ellos. Es decir, son centros escolares y sus alumnos están amparados por el derecho a la educación que proclama la Constitución. Además, como en el caso de la concertada, la cantidad que afirma Europa Laica -desconozco si es real o no, pero los precedentes no me animan a fiarme de sus cifras- no lo recibe la Iglesia, sino los alumnos. Es decir, que es una nueva manipulación de Europa Laica.

A falta de datos, Europa Laica se lanza a difamar y calumniar a Cáritas

Europa Laica atribuye a la Iglesia 2.000 millones para obras sociales y asistenciales, y no explica de dónde saca esta cifra. El repaso a las curiosas estimaciones de Europa Laica de estos últimos años no deja en buen lugar la credibilidad de este grupo:

A falta de explicaciones sobre la procedencia de esas cifras, y calcando las frases que ha venido repitiendo punto por punto todos los años, Europa Laica arremete contra Cáritas y Manos Unidas, diciendo que “utilizan la denominada obra social de la iglesia para hacer proselitismo y política, con la que tratan de imponer al conjunto de la ciudadanía su moral particular”. Con esto Europa Laica se adentra ya en el terreno de la difamación y la calumnia para echar basura sobre obras sociales que cuentan con un amplio reconocimiento en nuestro pueblo, incluso entre las personas que no profesan la religión católica. Hay que decir, además, que esas obras sociales atienden a todo tipo de personas, sean cuales sean sus creencias, ideología, nacionalidad o raza. Europa Laica pretende discriminar a los demás por su religión, algo que las ONGs católicas no hacen con quienes acuden a ellas. Obvia decirlo, pero el dinero que reciben esas ONGs no va para ningún “negocio”, ni para enriquecer a la Iglesia, sino para ayudar a los necesitados, y cada euro que reciben del Estado se justifica en proyectos presentados previamente, como ocurre con cualquier otra ONG. Resumiendo: que Europa Laica vuelve a manipular, y lo hace dejando clara su hostilidad a esas ONGs católicas simplemente porque no le agrada su religión.

¿El dinero para cuidar y curar a enfermos sirve para enriquecer a la Iglesia?

Europa Laica presenta como ayuda a la Iglesia 900 millones de euros destinados a atender a pacientes en 57 centros hospitalarios. El grupo anticatólico justifica así la cifra: “Estos datos son estimados (a la baja)sobre el cálculo de centros y de algunos datos a los que se ha podido acceder, pues al proceder de diversas administraciones la cuestión es muy compleja, ya que se mezclan diversos capítulos presupuestarios.” Es decir, que siguen poniendo cifras a boleo:

Y ahora, porque sí, lo suben en 100 millones y se quedan tan anchos. Y determinados medios les compran el cuento, deseosos de echar basura sobre la Iglesia Católica. Hay que decir, además, que los hospitales concertados católicos reciben dinero público en las mismas condiciones que otros hospitales concertados, y no es un dinero que vaya a parar a la Iglesia, sino a atender a heridos, enfermos y discapacitados. He estado en dos de esos centros, los de San Francisco en Vigo. En uno atienden a discapacitados intelectuales, y en otro a personas con discapacidades físicas. Se trata de centros que están teniendo dificultades para seguir su labor por falta de ayudas públicas, pero que siguen haciéndola por vocación profesional y por amor a los demás. Me parece de lo más miserable presentar esto como un “negocio” con el que la Iglesia se hace “inmensamente rica”, y más teniendo en cuenta que los centros que he citado los ha fundado un sacerdote capuchino que siempre ha llevado una vida de lo más austera y sencilla.

Quiere dejar sin asistencia espiritual a enfermos, presos y militares

Europa Laica presenta como ayuda a la Iglesia 50 millones de sueldos de funcionarios capellanes. Nuevamente, Europa Laica no explica de dónde sale esa cifra. Cifran en 1.168 esos capellanes que, hay que recordarlo, cubren sus plazas en una oposición pública para prestar servicio en las Fuerzas Armadas, hospitales, prisiones, etc. Y nuevo cachondeo con las cifras de esta partida:

Como vemos, las estimaciones en Europa Laica se hacen subiendo de mil en mil millones, de cien en cien o multiplicando cifras por dos, sin más, y sin ninguna explicación. Pero lo mejor es leer que en mayo de 2010 Europa Laica publicó un documento afirmando lo siguiente: “No es posible tener acceso a datos globales y fehacientes sobre el dinero público dedicado al servicio y atención religiosa de las Fuerzas Armadas en los Presupuestos Generales del Estado (Ministerio de Defensa…).” ¿Es por eso que son incapaces de explicar de dónde sacan las cifras que atribuyen a los capellanes? Hay que señalar, además, que esos capellanes ofrecen un servicio de asistencia espiritual a enfermos, presos y soldados, a veces en condiciones muy difíciles, como las que viven los capellanes castrenses en misiones en el extranjero. El sueldo de esos capellanes se dirige a prestar ese servicio, no es un dinero que meta ningún cura millonario en una caja fuerte. ¿Europa Laica sugiere dejar a presos, enfermos y militares sin asistencia espiritual, simplemente porque no tolera sus creencias?

Así manipula las cifras que da sobre el patrimonio de la Iglesia

Europa Laica presenta como ayuda a la Iglesia 600 millones de euros en mantenimiento del patrimonio artístico eclesial. Cifra este patrimonio en “280 museos, 103 catedrales o colegiatas con cabildo y casi mil monasterios”. Y nuevamente, reconoce que se dedica simplemente a especular: Estos datos son muy complejos conocerlos en toda su magnitud, pero desde diversas fuentes deducimos que puede superar los 600 millones de euros anuales, lo que le cuesta al Estado la conservación y reparación de todo ese patrimonio”. Una vez más nos encontramos con cifras fijadas a boleo por Europa Laica año tras año:

Todos los años ha repetido exactamente la misma explicación sobre la complejidad de conocer estos datos, pero sin ningún rubor ha metido oscilaciones de hasta 200 millones sin explicar en qué se basó para hacerlo. Por otra parte, repito lo que ya dije en 2012: el Estado subvenciona la conservación de ciertos monumentos no en función de su titularidad, sino por ser parte de nuestro patrimonio artístico. La Iglesia mantiene una parte importantísima de nuestro patrimonio, al que además tiene libre acceso todo el mundo. Si el Estado ofrece ayudas para la conservación de ese patrimonio, sean cuales sean sus titulares, la Iglesia tiene derecho a optar a esas ayudas igual que cualquier otro propietario.

Europa Laica se columpia ofreciendo una cifra que reconoce “incalculable”

Europa Laica presenta como ayuda a la Iglesia 300 millones de euros en subvenciones a “eventos religiosos diversos”. Este apartado es el colmo del disparate: ¿sería una ayuda a la Iglesia el dinero público que se destina, por ejemplo, a las fiestas de San Fermín? En 2012 Europa Laica llegó a incluir aquí los “costos extras de fuerzas de orden público, bandas de música y servicios de limpieza para todo tipo de eventos religiosos”, explicación que ha venido repitiendo año tras año, sin ningún pudor, y que es como atribuir a la Iglesia Católica el desgaste de las aceras por las que pasan sus feligreses cuando van a misa. Sinceramente, a este paso les veo metiendo en la lista el coste del agua que nos bebemos los católicos españoles, o el de la electricidad que consumimos en nuestros hogares. El odio de Europa Laica hacia los católicos se adentra ya de lleno en el terreno del ridículo. Pero además, la propia organización cristianófoba se pegó un tiro en el pie al meter esos conceptos. En 2012 reconoció que esa partida era “incalculable”, pero año tras año se ha columpiado con las cifras:

Y desde entonces lo dejó ahí. ¿Cómo una cifra supuestamente “incalculable” puede oscilar así, si no es por pura inventiva? Pero por favor, veamos el absurdo al que llegan estos personajes. Los católicos españoles pagamos impuestos como los demás ciudadanos, pero Europa Laica cuela como donaciones del Estado a la Iglesia el importe de servicios públicos a los que tenemos derecho todos. Es alucinante. Me pregunto cómo se puede colar semejante barbaridad a un medio y que haya alguien que se dice periodista y que la acepta y la publica sin más.

Los 11.000 millones que decía Europa Laica se quedan en 250 millones

En resumidas cuentas, los supuestos 11.000 millones de los que hablaba Europa Laica se reducen a 250 millones: no es el 1% del PIB, sino el 0,023%. Con ese dinero las obras de la Iglesia ahorran al Estado miles de millones de euros, una cantidad astronómica que tendríamos que pagar todos los españoles vía impuestos si la labor que hacen sacerdotes, religiosos, misioneros y laicos católicos, a menudo como voluntarios y sin cobrar, la desarrollasen funcionarios. Es llamativo, por otra parte, que a pesar de que las demás confesiones religiosas se financian directamente del Presupuesto, Europa Laica no dice nada sobre ellas. Que los contribuyentes podamos negarnos a sostener a la Iglesia pero que no podamos negarnos a financiar mezquitas es vendido por el grupo anticatólico como un privilegio de la Iglesia. Sería cómico si no fuese un insulto a la inteligencia de la gente, movido por el odio.

Medios de izquierda y el órgano de propaganda de Putin difunden el bulo

¿Y a qué medios le ha colado Europa Laica este bulo? Los cita aquí: la cabecera nacionalista catalana La Vanguardia, el digital socialista El Plural de Enric Sopena (¿cómo no?), y los digitales de ultraizquierda Público, Infolibre, El Boletín, Tercera Información, Nueva Tribuna, La Marea e Insurgente. En la lista no citan a Russia Today, el órgano de propaganda del gobierno de Putin, que también ha difundido el bulo, abierto como está siempre al sensacionalismo de todo a 100. Si queréis que os cuelen bulos como el que acabo de contestar, ya sabéis qué medios seguir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: