PadreTeo


JMJ, es curioso el miedo que el Papa provoca en cierta izquierda

Posted in Actualidad por padreteo en 10 agosto, 2011

Miren por dónde, algunos sindicatos se han percatado de que los trabajadores del metro de Madrid son ferozmente explotados por lo que resulta ineludible realizar una huelga en plena Jornada Mundial de la Juventud: justamente durante esos seis días de agosto. Naturalmente, los convocantes no tienen nada contra la JMJ: pura casualidad.

Es curioso el miedo que provoca el Papa. Es como si la izquierda comecuras y la derecha pagana imperantes en España tuvieran miedo de que convenciera a alguien para cambiar de vida. Especialmente curioso resulta el temor cuando, para comecuras y paganos, el pontífice romano no es sino un anciano que cree en mitos que predica a un Dios inexistente. Si no existe, ¿por qué les molesta lo que diga? ¿Por qué pretenden que no lo diga? Si todo el dogma y la adoración cristiana es un sofistería, ¿por qué intentar evitar su desarrollo? El problema del Papa actual, es que, al igual que su predecesor, Juan Pablo II, es un profeta. Y los profetas resultan muy molestos, porque no adivinan el futuro sino que describen el presente, lo cual fastidia muchísimo más, claro está. Benedicto XVI es uno de los intelectuales convencidos de que faltan profetas. El Pontífice define así esa figura tan esquiva: “El profeta no es alguien que predice el futuro… el profeta es aquel que dice la verdad porque está en contacto con Dios y de lo que se trata es de la verdad válida para hoy, que naturalmente también ilumina el futuro”. ¿Y qué distingue al profeta de los demás? Responde el Papa, con referencia a Moisés, digamos el archiprofeta: “Sostengo que el punto decisivo, siempre según el Deuteronomio consiste en el hecho de que Moisés hablaba con Dios”. Es decir, aclara el Pontífice: “conversar con Él como con un amigo”. Este es el asunto, que el hombre le habla a Dios… ¡y Dios responde! Esta va a ser una de las claves de la JMJ porque es una de las claves del pontificado de Benedicto XVI. Nada más y nada menos que la oración, hablando con Dios como con un amigo, como Don Camilo, el inolvidable personaje de Guareschi, hablaba con el Cristo del altar Mayor, como un amigo, con quien disputaba y bromeaba… ¡y Dios le respondía!

Eulogio López en hispanidad.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: